sutilezas analiticas

La actitud analítica

Posted on Actualizado enn

Comentario en torno al capítulo XI de Sutilezas analíticas, “Mutaciones del goce”

Marita Hamann

Desde el comienzo, JAM nos dice que se propone tomar las cosas desde la experiencia y, a partir de allí, reconstruir la teoría. “No apunto a construir —­explica—sino más bien a describir, a acercarme a lo que es, a lo que hay”.[ii] Hasta podría decirse que su disposición obedece a una aspiración: “¡Es difícil hacerse el ingenuo después de tantos años de análisis y de práctica de análisis! —exclama—. Evidentemente, no lo logro,… En fin, no demasiado, aún”.[iii]

Llevado por este ánimo, nos alcanza con sencillez algunas pistas clínicas sutiles. Por ejemplo, presenta al obsesivo como aquel que reflexiona en las sesiones, mientras que la histérica está tomada por el acting, y de allí su hablar irreflexivo. El sujeto del inconsciente solo aparece cuando surge la opacidad de la palabra, una suerte de “yo no sé”; aquí, analista y analizante están del mismo lado, apuntando a que se abra la puerta del inconsciente, que es el lugar donde eso sabe. La psicoterapia, en cambio, se distingue por tratarse de un contrato entre dos “yo sé”.

Es un hecho de estructura que todo ser que habla no encuentra la referencia de sus dichos. El analista se constituye entonces como el lugarteniente del objeto perdido, de un “sí mismo” perdido, podríamos decir también, lo que da lugar al apego del analizante, y esto es lo que llamamos transferencia, prosigue JAM. El pensar no tiene autonomía, tampoco el inconsciente; se trabaja con el obstáculo. Por eso, la actitud analítica despierta el yo no sé del analizante. Ocurre entonces que, cuando el analista alcanza la actitud que suscita el no saber, puede contentarse con eso. Es que hay una satisfacción en el hecho de ejercer la práctica, al punto de que, nos cuenta, cuando él comenzó a ejercerla, alguna vez le ocurrió quedarse dormido; pero esa satisfacción se perdió cuando fue confrontado con algo que lo forzaba a pensar: “Estar en relación con lo que los fuerza a pensar, es a mi entender, la única investigación que vale”, sentencia, y por la misma razón, agrega, Lacan imputaba su esfuerzo de enseñanza a su superyó.[iv]

Leer el resto de esta entrada »