VIII Jornadas Nueva Escuela Lacaniana (NEL): “Lo femenino no solo es asunto de mujeres”

Posted on Actualizado enn

tira y retira

Comisión epistemológica: José Fernando Velásquez, Marita Hamann, Fernando Shutt, Clara María Holguín, Johnny Gavlovsky, María Hortensia Cárdenas, Elida Ganoza y Jimena Contreras.

ARGUMENTO

La pregunta por lo femenino, que inquietó a Freud, es la pregunta que la NEL se propone investigar destacando que no solo es asunto de mujeres. Las implicaciones y consecuencias de esta propuesta serán expuestas y discutidas durante las VIII Jornadas de la NEL que se realizarán en la ciudad de Lima los días 24, 25 y 26 de octubre de 2014.

 “¿Qué quiere una mujer?”, se preguntaba Freud, y postuló el penisneid como un punto de detención y repetición sintomática para las mujeres. Escribió que detenerse ante el enigma vuelve incapaces a los psicoanalistas,[i] porque enceguece y asusta. La enseñanza de Lacan no se detiene ahí, más bien hace causa de ese impasse.

Cuando decimos que lo femenino no solo es asunto de mujeres es porque la cuestión del género ligada al sistema de identificaciones imaginarias y significantes, no agota la relación del ser de goce con su sexo y el de los otros.[ii] Freud captó que lo femenino se emparenta con componentes inmanejables y hasta crueles de la pulsión sexual.[iii] Sentimiento de vértigo, intuición de un precipicio, exaltación y arrebato, son extremos en los que el cuerpo está allí integralmente comprometido. Lo femenino tampoco es equivalente a la maternidad. Ya lo había advertido Lou Andreas-Salomé, quién llamó la atención sobre la desviación en la que incurría el psicoanálisis cuando, al abordar a la mujer, se ocupaba de la madre. Lo pulsional en una mujer no está todo regulado por su orientación al falo ni aún por la maternidad misma.[iv]  Lo femenino encierra algo que no es del orden de lo armonioso en lo que llamamos actividad psíquica. Por otro lado, Sabina Spielrein se expresaba así: “Sientes al enemigo dentro de ti (…). Es el propio ardor amoroso, que con una necesidad apremiante te fuerza a hacer lo que no deseas; sientes el fin, lo efímero, pero no deseas escaparte, ni huir lejos”.[v] Melanie Klein destacó también que la posición femenina apunta a buscar activamente la catástrofe[vi] como lo recoge la literatura antigua en Medea, quien se adueña de su destino, se funde en él, se vuelve enemiga de los semblantes de la civilización y mata por amor sin medida, sin freno.[vii]

Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

Reseña de “Se busca cartel”

Posted on

El miércoles 13 de noviembre tuvo lugar la noche “Se busca cartel”, con una gran convocatoria. Para iniciar, la Secretaría dio a conocer la finalidad de la noche: producir un buen encuentro entre los interesados en formar carteles. Asimismo, se subrayó que el cartel está unido por un gran tema en común frente al cual cada uno de sus integrantes asume una posición singular de la cual se decantará su rasgo.

A continuación se dio pase a Fernanda Gómez de la Torre, quien presentó el tema “Violencia y psicoanálisis“. Fernanda comentó que su interés partía de su experiencia en el trabajo con mujeres víctimas de violencia de género y de su inquietud por que el Psicoanálisis diga algo acerca de un tema tan actual. Asimismo, apuntó que una de las líneas de trabajo podría ser la diferencia entre la violencia y la agresión señalada por Lacan.

Luego Giulietta Buscaglia comentó que a partir de los impasses en su clínica, el momento de su análisis y su relación con la Escuela se interesó en “La dirección de la cura” como tema para un futuro cartel. Giulietta propuso abordar el tema desde el estudio de casos, testimonios de pases, los momentos de la cura, entre otros, para empezar a responder aquellas preguntas que surgen en el encuentro con cada paciente.

En la discusión tras las primeras presentaciones se jugó con el malentendido del título de la noche para decir que el cartel es algo que “se busca” con deseo, como en el “wanted” inglés. También se convocó a los interesados a proponer sus propios temas pues para empezar basta con eso, el interés.

Tras el receso, la segunda mesa contó con la presencia de Ana Surichaqui, quien propuso investigar la “Ética y política del psicoanálisis lacaniano“. Ana hizo un breve recorrido por la orientación por lo real, la ética al servicio del deseo y la ética del acto, como aquellos puntos que diferencia al psicoanálisis lacaniano del postfreudiano y demás disciplinas psi.

A continuación, Renzo Pita, a propósito de su tema “El inconsciente y el lenguaje“, dio a conocer su intención de trabajar dos conceptos básicos de la teoría lacaniana. Luego, gracias a la conversación, se pudo rescatar la articulación entre teoría y práctica, dos aspectos indesligables.

Hacia el final de la noche, la Secretaría de carteles se puso una vez más a disposición a través de su correo electrónico cartelesnellima@gmail.com para responder a las preguntas y acoger el deseo despertado en la comunidad de nuestra sede.

Darío Calderón

Secretaría de carteles de la NEL Lima

VIII Jornadas de la Nel

Posted on Actualizado enn

Lo femenino

no solo es asunto de mujeres

 

El pivote irreductible de un análisis

Archivo adjunto al mensaje

24, 25 y 26 de octubre de 2014

Hotel Sol de Oro

Calle San Martín 305, Miraflores. Lima, Perú.

Con la participación de Gaciela Brodsky, Miquel Bassols y Marcus André Vieira.

Lo femenino encierra algo que no es del orden de lo armonioso en lo que llamamos actividad psíquica. Sabina Spielrein se expresaba así: “Sientes al enemigo dentro de ti (…). Es el propio ardor amoroso, que con una necesidad apremiante te fuerza a hacer lo que no deseas; sientes el fin, lo efímero, pero no deseas escaparte, ni huir lejos”. 

(Del argumento de las VIII Jornadas).

 

Leer el resto de esta entrada »

Del goce femenino al sinthome[i]

Posted on Actualizado enn

Marita Hamann

texto marita

La noción del goce femenino como sustrato de todo goce es un nuevo paradigma del goce que JAM extrae de su lectura de la muy última enseñanza de Lacan, especialmente, de lo que se desprende del seminario XX en cuanto a la existencia de un goce no-todo atravesado por la función fálica, y del seminario XXIII, por cuanto las elaboraciones de Lacan en torno a Joyce permiten avizorar maneras de hacer con el goce que involucran una suerte de inconsciente real, allí donde la dimisión paterna es patente (lo que ocurre siempre en algún grado, en todos los casos).  Vale decir, no lo encontraremos explícitamente señalado por J. Lacan como tal.

El hilo que sigue JAM está expresado en su discurso para la presentación del próximo Congreso de la AMP, donde, entre otras cosas, dice lo siguiente:

“Lacan ha utilizado el lenguaje matemático que es lo más favorable a la ciencia. En las fórmulas de la sexuación, por ejemplo, ha tratado de captar los callejones sin salida de la sexualidad en una trama de lógica matemática. Y eso ha sido como una tentativa heroica de hacer del psicoanálisis una ciencia de lo real como lo es la lógica.

Pero eso no se puede hacer sin encarcelar el goce en la función fálica, en un símbolo. Implica una simbolización de lo real, implica referirse al binario hombre-mujer como si los seres vivientes pudieran estar repartidos tan nítidamente, cuando ya vemos en lo real del siglo XXI un desorden creciente de la sexuación.

Leer el resto de esta entrada »

Comentario sobre el artículo de Miquel Bassols “Hablar con el cuerpo, sin saberlo”

Posted on Actualizado enn

Renzo Pita Zilbert

neurociencias

1.- Hablar a causa del cuerpo

Agradezco primero la invitación del directorio de la Nel – Lima para participar en esta noche de escuela preparatoria al Encuentro americano de psicoanálisis de la orientación lacaniana.

Haré un comentario sobre el artículo de Miquel Bassols que está circulando en internet referido al tema que nos convoca al encuentro: hablar con el cuerpo. Se trata de un texto breve que intenta abordar el asunto del cuerpo poniendo en contrapunto el tratamiento que hace de él el psicoanálisis con el que hace la ciencia. Para esto primero se deberá explicar un poco qué quiere decir hablar con el cuerpo en psicoanálisis.

La referencia a Lacan es la que se encuentra en el seminario 20 y dice así: “Yo hablo con el cuerpo, y sin saberlo. Digo pues siempre más de lo que sé. Con ello llego al sentido de la palabra sujeto en el discurso analítico. Aquello que habla sin saberlo me hace yo, sujeto del verbo”.

Entonces, ¿qué quiere decir hablar con el cuerpo? Para entenderlo creo es necesario empezar a abordar el asunto desde la vertiente del deseo. Tomemos una definición que nos da de él Miller: “El deseo es el sentido y el semblante de la libido”.

Leer el resto de esta entrada »

Inhibición, síntoma y angustia, de Nieves Soria

Posted on Actualizado enn

Notas de Patricia Tagle.

150591_10151235947384204_1555897983_n

1) La estructura borromea da sostén a diversas formas en que el goce se satisface. (Bernardino, prólogo)

pregunta por el deseo del Otro; de allí que esta aproximación sea la de la clínica de la pregunta; distinguiendo, sin embargo, en el Seminario III el estatuto de la pregunta en la neurosis y en las psicosis (o bien hay una pregunta sin sujeto, o bien una respuesta antes de que se pueda plantear la pregunta).

2) La primera formalización que hace Lacan de la estructura es a partir del Seminario III; se sirve del aparato conceptual del grafo,  que da forma a la

El grafo del deseo es un aparato conceptual que privilegia lo simbólico, construido a partir de la lógica del significante: S1-S2

3) Hay otra vertiente de la enseñanza de Lacan, que desde el inicio intenta dar autonomía a los otros registros, aunque cobra más fuerza en sus últimos seminarios, en los que se va apoyar en el trípode freudiano: inhibición, síntoma y angustia. Freud en ese texto, que es más que nada un tratado sobre la angustia, señala que la estructura neurótica es una respuesta a la angustia de castración.

Leer el resto de esta entrada »

La actitud analítica

Posted on Actualizado enn

Comentario en torno al capítulo XI de Sutilezas analíticas, “Mutaciones del goce”

Marita Hamann

Desde el comienzo, JAM nos dice que se propone tomar las cosas desde la experiencia y, a partir de allí, reconstruir la teoría. “No apunto a construir —­explica—sino más bien a describir, a acercarme a lo que es, a lo que hay”.[ii] Hasta podría decirse que su disposición obedece a una aspiración: “¡Es difícil hacerse el ingenuo después de tantos años de análisis y de práctica de análisis! —exclama—. Evidentemente, no lo logro,… En fin, no demasiado, aún”.[iii]

Llevado por este ánimo, nos alcanza con sencillez algunas pistas clínicas sutiles. Por ejemplo, presenta al obsesivo como aquel que reflexiona en las sesiones, mientras que la histérica está tomada por el acting, y de allí su hablar irreflexivo. El sujeto del inconsciente solo aparece cuando surge la opacidad de la palabra, una suerte de “yo no sé”; aquí, analista y analizante están del mismo lado, apuntando a que se abra la puerta del inconsciente, que es el lugar donde eso sabe. La psicoterapia, en cambio, se distingue por tratarse de un contrato entre dos “yo sé”.

Es un hecho de estructura que todo ser que habla no encuentra la referencia de sus dichos. El analista se constituye entonces como el lugarteniente del objeto perdido, de un “sí mismo” perdido, podríamos decir también, lo que da lugar al apego del analizante, y esto es lo que llamamos transferencia, prosigue JAM. El pensar no tiene autonomía, tampoco el inconsciente; se trabaja con el obstáculo. Por eso, la actitud analítica despierta el yo no sé del analizante. Ocurre entonces que, cuando el analista alcanza la actitud que suscita el no saber, puede contentarse con eso. Es que hay una satisfacción en el hecho de ejercer la práctica, al punto de que, nos cuenta, cuando él comenzó a ejercerla, alguna vez le ocurrió quedarse dormido; pero esa satisfacción se perdió cuando fue confrontado con algo que lo forzaba a pensar: “Estar en relación con lo que los fuerza a pensar, es a mi entender, la única investigación que vale”, sentencia, y por la misma razón, agrega, Lacan imputaba su esfuerzo de enseñanza a su superyó.[iv]

Leer el resto de esta entrada »

Referencias en “Lituratierra”

Posted on Actualizado enn

María Hortensia Cárdenas

WS_Caligrafia-china_31

“Lituratierra” es un texto de los años 70. Como ha sido indicadopor Miller, es una reescritura por “La instanciade la letra en el inconsciente, o la razón desde Freud”, un texto de 1957,e igualmente una nueva reflexión acerca de “El seminario sobre La carta robada” de 1956. Estos son sus antecedentes. “Lituratierra” no solo trata la cuestión de la letra sino también d

e la escritura, del significante, de la comunicación, del discurso. Trata de la relación del significante y del goce, del lugar de la letra y su relación con los semblantes y el efecto de sentido, del lazo entre el sentido y el real. Para Éric Laurent este texto desarrolla dos aspectos de la letra: la letra en tanto agujero y la letra en tanto que hace de objeto a.

Lacan retoma a Joyce cuando hace el juego de palabras: letter, litter, entendiendo a toda la literatura como “una acomodación de restos”. En este texto también aborda a la literatura según dos tradiciones: la occidental, con la escritura alfabética en la que el paradigma será “La carta robada”; y la oriental, particularmente con la escritura japonesa, una escritura ideográfica que reenvía la imagen de la lluvia y del desierto en “Lituratierra”. La letra en su materialidad asemántica, que se observa en la caligrafía japonesa y también en James Joyce con su Finnegans Wake, que no conduce al sentido común sino al sentido que se multiplica y se vuelve infinito.

Leer el resto de esta entrada »

(in)diferencia sexual

Posted on Actualizado enn

Ani Bustamante

Eje 3 La diferencia de los sexos en el cuerposmundo de la igualdad y de la diversidad de los sexos

¿Las alternativas (entre) el sexo como sustancia/el sexo como significación- son las únicas posibles? De no ser así, ¿qué otra cosa puede ser el sexo? … ¿[O] existe un modo diferente de concebir la división de los sujetos en dos sexos, que no responda a una heterosexualidad normativa? … ¿La identidad sexual se construye de la misma manera u opera en el mismo nivel que la identidad racial o de clase; o la diferencia sexual difiere de estos otros tipos de diferencias?  Joan Copjec

Lo real, está de más decirlo, nos inquieta. Ubicarlo en el meollo de la sexuación es un asunto que ha llevado a forzarnos a pensar en los bordes de lo posible. Intentaré en este trabajo ver la tensión entre el psicoanálisis, los estudios de género y el feminismo.

Voy despacio, volviendo a preguntas fundamentales, sin dar por hecho nada. En este itinerario veo que una de las cosas que inquieta y problematiza el debate contemporáneo es la cuestión de la organización de los sujetos en el binomio Masculino/Femenino

Los estudios de género proponen pluralizar la diferencia y destruir la lógica binaria, esta operación empieza desde el momento mismo en que se plantea el cambio del concepto de sexo al de género, este último se asienta en los territorios de lo performativo, de aquello que Foucault llamaba “tecnologías del yo” y que parte de la idea de que la identidad es algo que se construye a partir de prácticas sociales. Por su parte el psicoanálisis no se ocupa del género, sino que mantiene su orientación hacia lo real del sexo.

Leer el resto de esta entrada »

A propósito de 5×2 (cinco veces 2), de F. Ozo

Posted on Actualizado enn

Marita Haman

El malentendido entre los sexos o la relación entre exiliados 

5X2 3

El director, F. Ozon,  ha dicho en una entrevista sobre este film que quería hacer una película “sin psicoanálisis”, pero eso nole ha impedido, como veremos, obtener una narración que revelase las particularidades de la estructura inconsciente en cada sexo y los malentendidos que se tejen entre ambos.

Ozon quería que el espectador no pudiera encontrar un detalle que le permitiera decir rápidamente, “ah, ésa es la razón por la que fracasaron”. En eso tiene mucha razón: cuando suponemos comprender rápidamente algo, por lo general, nos equivocamos. Por el contrario, pretendía, dice, que la causa fuera opaca para que cada uno pudiera poner de lo suyo y que de alguna manera la historia, entonces, mostrara algo de índole universal.

Tampoco quería contar la historia de manera cronológica, para evitar la impresión de que se trataba del relato de una tragedia excepcional, la historia de una relación que no funcionó como si fuera un caso particular. Nuevamente, su justificación es que de esta manera se podría impedir la identificación del espectador, cuando lo que buscaba es que cada uno intentara explicarse desde sí mismo las razones de este fracaso. Aquí, ha logrado algo muy singular: evitando contar una historia trágica, su relato está todo él acompañado del sentimiento de la tragedia inevitable.

Leer el resto de esta entrada »