Referencias en “Lituratierra”

Posted on Actualizado enn

María Hortensia Cárdenas

WS_Caligrafia-china_31

“Lituratierra” es un texto de los años 70. Como ha sido indicadopor Miller, es una reescritura por “La instanciade la letra en el inconsciente, o la razón desde Freud”, un texto de 1957,e igualmente una nueva reflexión acerca de “El seminario sobre La carta robada” de 1956. Estos son sus antecedentes. “Lituratierra” no solo trata la cuestión de la letra sino también d

e la escritura, del significante, de la comunicación, del discurso. Trata de la relación del significante y del goce, del lugar de la letra y su relación con los semblantes y el efecto de sentido, del lazo entre el sentido y el real. Para Éric Laurent este texto desarrolla dos aspectos de la letra: la letra en tanto agujero y la letra en tanto que hace de objeto a.

Lacan retoma a Joyce cuando hace el juego de palabras: letter, litter, entendiendo a toda la literatura como “una acomodación de restos”. En este texto también aborda a la literatura según dos tradiciones: la occidental, con la escritura alfabética en la que el paradigma será “La carta robada”; y la oriental, particularmente con la escritura japonesa, una escritura ideográfica que reenvía la imagen de la lluvia y del desierto en “Lituratierra”. La letra en su materialidad asemántica, que se observa en la caligrafía japonesa y también en James Joyce con su Finnegans Wake, que no conduce al sentido común sino al sentido que se multiplica y se vuelve infinito.

Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

(in)diferencia sexual

Posted on Actualizado enn

Ani Bustamante

Eje 3 La diferencia de los sexos en el cuerposmundo de la igualdad y de la diversidad de los sexos

¿Las alternativas (entre) el sexo como sustancia/el sexo como significación- son las únicas posibles? De no ser así, ¿qué otra cosa puede ser el sexo? … ¿[O] existe un modo diferente de concebir la división de los sujetos en dos sexos, que no responda a una heterosexualidad normativa? … ¿La identidad sexual se construye de la misma manera u opera en el mismo nivel que la identidad racial o de clase; o la diferencia sexual difiere de estos otros tipos de diferencias?  Joan Copjec

Lo real, está de más decirlo, nos inquieta. Ubicarlo en el meollo de la sexuación es un asunto que ha llevado a forzarnos a pensar en los bordes de lo posible. Intentaré en este trabajo ver la tensión entre el psicoanálisis, los estudios de género y el feminismo.

Voy despacio, volviendo a preguntas fundamentales, sin dar por hecho nada. En este itinerario veo que una de las cosas que inquieta y problematiza el debate contemporáneo es la cuestión de la organización de los sujetos en el binomio Masculino/Femenino

Los estudios de género proponen pluralizar la diferencia y destruir la lógica binaria, esta operación empieza desde el momento mismo en que se plantea el cambio del concepto de sexo al de género, este último se asienta en los territorios de lo performativo, de aquello que Foucault llamaba “tecnologías del yo” y que parte de la idea de que la identidad es algo que se construye a partir de prácticas sociales. Por su parte el psicoanálisis no se ocupa del género, sino que mantiene su orientación hacia lo real del sexo.

Leer el resto de esta entrada »

A propósito de 5×2 (cinco veces 2), de F. Ozo

Posted on Actualizado enn

Marita Haman

El malentendido entre los sexos o la relación entre exiliados 

5X2 3

El director, F. Ozon,  ha dicho en una entrevista sobre este film que quería hacer una película “sin psicoanálisis”, pero eso nole ha impedido, como veremos, obtener una narración que revelase las particularidades de la estructura inconsciente en cada sexo y los malentendidos que se tejen entre ambos.

Ozon quería que el espectador no pudiera encontrar un detalle que le permitiera decir rápidamente, “ah, ésa es la razón por la que fracasaron”. En eso tiene mucha razón: cuando suponemos comprender rápidamente algo, por lo general, nos equivocamos. Por el contrario, pretendía, dice, que la causa fuera opaca para que cada uno pudiera poner de lo suyo y que de alguna manera la historia, entonces, mostrara algo de índole universal.

Tampoco quería contar la historia de manera cronológica, para evitar la impresión de que se trataba del relato de una tragedia excepcional, la historia de una relación que no funcionó como si fuera un caso particular. Nuevamente, su justificación es que de esta manera se podría impedir la identificación del espectador, cuando lo que buscaba es que cada uno intentara explicarse desde sí mismo las razones de este fracaso. Aquí, ha logrado algo muy singular: evitando contar una historia trágica, su relato está todo él acompañado del sentimiento de la tragedia inevitable.

Leer el resto de esta entrada »

Bitácora lacaniana

Posted on Actualizado enn

Laura Benetti

Presentamos hoy una revista muy especial para nosotros, Bitácora Lacaniana celebra los 10 años de formación de nuestra Nueva Escuela Lacaniana, que  extiende  sus sedes por el continente Americano, desde Bolivia hasta Miami.

Bitácora es una analogía preciosa para hablar de los rastros que los psicoanalistas  intentan sugerir a la hora de escribir. O como dice  Foucault” la marca del autor está solo en la singularidad de su ausencia”

Mis colegas aquí  presentes ahondarán en los contenidos ofrecidos en ésta páginas.

Por mi parte escribo en la Bitácora:

 En 1941, en la novela Storm, del escritor americano Stewart, un meteorólogo tenía la costumbre de bautizar cada nueva tormenta con el nombre de una mujer porque pensaba que cada una tenía una personalidad única. El señor  del tiempo tiene razón, en tanto femenino cada una con su nombre propio, pero fuera de cualquier clasificación.

Estoy  leyendo el seminario 6  de J.L,   me encuentro con un Trip Advisor, con un consejo de viaje.

“ En los ritos de iniciación, allí donde en pleno ejercicio del ritual, la mutilación se traza sobre el cuerpo, ella,  va a cumplir la función de orientar el deseo”.

La mutilación, deviene entonces en una función de índice. Porque se trata de algo que está realizado  (la mutilación) pero- y esto es lo importante- pero, no puede expresarse, ni puede articularse. Y  continúa Lacan sino- y éste sino es tan  importante como el pero anterior – sino en un más allá de lo simbólico.

Leer el resto de esta entrada »

Toneles unos más fútiles que otros…

Posted on Actualizado enn

Laura Benetti

Presentación del Libro “Cajas” de Mario Montalbetti en La Alianza Francesa de Miraflores

La futilidad aclara Lacan  es la vía de tapar los agujeros, pero lo que se produce, la fuga es lo que anota del agujero su lógica;  sus efectos sin embargo son incalculables, no se calcula pero se trabaja para el goce

Se sabe que de Babel resta la operación  que usurpó de un solo golpe, la esperanza de lo ilimitado, habitar en la lengua perfecta, acabada. Un límite ha sido operado, ese límite es la fuga, Lacan la llama en ese momento la discordia del lenguaje. Luego construyeron un barquito y se dedicaron a  copular.

Lacan propone que la ley de la conversación es la interrupción. No crean que se refiere a la falta de gusto, o, al desentendimiento de las leyes de la cortesía. Se interrumpe porque hay en el sentido un efecto de fuga, algo se puede encarnar en la articulación entre lo Imaginario y lo simbólico, pero  no todo. Lo real interviene, interrumpiendo al sentido. Cada vez que ello ocurre  se hace la experiencia de que el colmo del sentido es el enigma.

Venga para conversar propone Lezama  al corrillo de interlocutores que  pueblan su vida. Venga para conversar es la invitación que cursamos a Mario Montalbetti y que Mario gentilmente acepta.

Leer el resto de esta entrada »

Sin diferencia sexual ni cuerpo

Posted on Actualizado enn

B26 2Ángela Fischer

Se aprecia que en muchos de los estudios culturales dedicados al género, que la problemática sexual tiende a diluirse en discursos que otorgan prioridad a  elaboraciones de índole social o cultural, de derechos, de, igualdad. Lo que está implícito en la noción de gender, es “burlar el imposible” ese real que el psicoanálisis nos señala como lo central ,el no hay relación sexual, entonces  los esfuerzos nominalistas de los estudios de género , se dirigen a  borrar la diferencia y alcanzar la llamada identificación sexual , Lacan en el seminario 18 De un  discurso que no fuera de semblante dice “Lo importante es esto .La identidad de género no es otra cosa que lo que acabo de expresar con estos términos, el hombre y la mujer (…)en esta instancia debe percibirse que lo que define al hombre es su relación con la mujer e inversamente.(2)

Cuando Lacan se  refiere a la mal-dición del sexo en Televisión, no lo hace en  los términos de la etimología sino en términos lógicos, entendiendo mal-dición como lo imposible, y esta imposibilidad es que entre los sexos femenino y masculino no haya una proporción que permita una relación. “Lo que tienen  en común  la maldición y lo imposible es que los dos términos designan algo que escapa al alcance del sujeto”. Es en el seminario 20, Aún, donde desarrolla  esta falla fundamental de la estructura  —la no relación sexual—, a partir de las elaboraciones sobre la sexualidad femenina, sobre el goce femenino, porque no hay  cómo nombrar a la mujer sin que se la mal-diga, es decir  que solo se la puede nombrar  desde el lado masculino, del lado fálico, por lo tanto, se la mal-dice. Los discursos de genero la mal-dicen por el forzamiento a hacer entrar la diferencia sexual al todo, al universal mediante las palabras amo, como queer, trans etc. Así como modalidades de goce que se acepten como adecuadas, permitidas, como un derecho, para borrar la perturbación que cualquier goce produce, con Lacan sabemos que la relación con el  propio goce tanto para el sujeto masculino como el femenino, plantea siempre una relación insatisfactoria, perturbada, entre el ser hablante y su cuerpo.  Lo que se produce como efecto por el contrario es una mayor perturbación.

Leer el resto de esta entrada »

Lecturas fragmentarias sobre el cuerpo

Posted on Actualizado enn

Marita Hamann  
La sede del Otro es el cuerpo, íntimo a la vez que extranjero. Un cuerpo que se tiene, sin ser. El ser no existe como tal ya que solo un discurso lo soporta. Se requiere que algo haya para que ese Otro, falta en ser que existe, se sostenga. En primer lugar, lo que hay, es el trauma.
Como demuestra bellamente Ph. Lacadée, a propósito de la anécdota que Lacan cuenta en el Seminario. 11, el Otro para el niño, es un significante viviente que, como se ilustra aquí, surge de un encuentro que es traumático, aunque también pacificante. Significante único que impacta en el niño pequeño sin que para él eso tenga sentido ni significación; “este niño que, desde entonces, ante la ausencia de respuesta del Otro, no dirige nunca más un llamado, ingresando en una suerte de mutismo, incluso de autismo, y que encuentra por la vía del sueño en los brazos de Lacan ‘el acceso al significante vivo que yo era desde la fecha del trauma’”. Es que el Otro portador del significante “vive y goza en otra parte, fuera de él” y, cuando se aleja, inevitablemente, lo deja caer: si nadie responde al llamado, la palabra estraga, el silencio que la sucede se equipara al grito que la antecede, pulsión invocante pura.
¿Es inocente el niño? Se plantea Ph. Lacadée. Y responde: “Notemos cómo, para Lacan, el niño freudiano es culpable de dejarse llevar por un goce masoquista que ha sentido o experimentado. Hay en el niño una pendiente que lo empuja a hacerse el objeto caído del Otro. Hay en él una disposición temprana a la ruina, un masoquismo primario que lo lleva a sufrir su propia ruina y a extraer de eso una satisfacción fundamental, un goce”. Para Lacan, se trata de algo que pone a cada uno a merced de ser dejado caer por aquel que lo sostiene simbólicamente en su experiencia de nominación. Entonces, el niño no es inocente, es culpable del goce que extrae valiéndose del significante y del que obtiene cuando se deja llevar por ese masoquismo primario.