Textos de Biblioteca

“La surmoitié, el rostro feroz de lo femenino”, Un comentario de El Atolondradicho

Posted on

Por Yovana Perez

images4

“El Atolondradicho” es conocido como el último gran escrito de Lacan; texto oscuro y arduo, no sorprende que sea uno de los menos comentados. Es como si su escritura imitara el equívoco contenido en el propio título: en efecto, “L´ Etourdit” se traduce como “el dicho atolondrado” y también como “las vueltas de lo dicho”; dicho que, lo mencionará luego Lacan, será  siempre un medio–dicho, una verdad a medias que gira en torno a lo imposible del decir. La lectura parece evocar esta circularidad del dicho y a la vez, esta confrontación con un decir que no se atrapa.

Concluido en el año 1972, se enmarca en el –denominado así por Miller- sexto paradigma del goce cuya marca central es el “no hay”: no hay relación entre el significante y el goce, entre el saber y el goce. No hay relación sexual. Sólo hay de lo Uno. Y justamente lo primero que nos muestra Lacan, con la frase que trabaja al inicio: “Que se diga queda olvidado tras lo que se dice en lo que se oye”, es la imposibilidad de escribir la relación entre el dicho y el decir.

Leer el resto de esta entrada »

Referencias en “Lituratierra”

Posted on Actualizado enn

María Hortensia Cárdenas

WS_Caligrafia-china_31

“Lituratierra” es un texto de los años 70. Como ha sido indicadopor Miller, es una reescritura por “La instanciade la letra en el inconsciente, o la razón desde Freud”, un texto de 1957,e igualmente una nueva reflexión acerca de “El seminario sobre La carta robada” de 1956. Estos son sus antecedentes. “Lituratierra” no solo trata la cuestión de la letra sino también d

e la escritura, del significante, de la comunicación, del discurso. Trata de la relación del significante y del goce, del lugar de la letra y su relación con los semblantes y el efecto de sentido, del lazo entre el sentido y el real. Para Éric Laurent este texto desarrolla dos aspectos de la letra: la letra en tanto agujero y la letra en tanto que hace de objeto a.

Lacan retoma a Joyce cuando hace el juego de palabras: letter, litter, entendiendo a toda la literatura como “una acomodación de restos”. En este texto también aborda a la literatura según dos tradiciones: la occidental, con la escritura alfabética en la que el paradigma será “La carta robada”; y la oriental, particularmente con la escritura japonesa, una escritura ideográfica que reenvía la imagen de la lluvia y del desierto en “Lituratierra”. La letra en su materialidad asemántica, que se observa en la caligrafía japonesa y también en James Joyce con su Finnegans Wake, que no conduce al sentido común sino al sentido que se multiplica y se vuelve infinito.

Leer el resto de esta entrada »

Bitácora lacaniana

Posted on Actualizado enn

Laura Benetti

Presentamos hoy una revista muy especial para nosotros, Bitácora Lacaniana celebra los 10 años de formación de nuestra Nueva Escuela Lacaniana, que  extiende  sus sedes por el continente Americano, desde Bolivia hasta Miami.

Bitácora es una analogía preciosa para hablar de los rastros que los psicoanalistas  intentan sugerir a la hora de escribir. O como dice  Foucault” la marca del autor está solo en la singularidad de su ausencia”

Mis colegas aquí  presentes ahondarán en los contenidos ofrecidos en ésta páginas.

Por mi parte escribo en la Bitácora:

 En 1941, en la novela Storm, del escritor americano Stewart, un meteorólogo tenía la costumbre de bautizar cada nueva tormenta con el nombre de una mujer porque pensaba que cada una tenía una personalidad única. El señor  del tiempo tiene razón, en tanto femenino cada una con su nombre propio, pero fuera de cualquier clasificación.

Estoy  leyendo el seminario 6  de J.L,   me encuentro con un Trip Advisor, con un consejo de viaje.

“ En los ritos de iniciación, allí donde en pleno ejercicio del ritual, la mutilación se traza sobre el cuerpo, ella,  va a cumplir la función de orientar el deseo”.

La mutilación, deviene entonces en una función de índice. Porque se trata de algo que está realizado  (la mutilación) pero- y esto es lo importante- pero, no puede expresarse, ni puede articularse. Y  continúa Lacan sino- y éste sino es tan  importante como el pero anterior - sino en un más allá de lo simbólico.

Leer el resto de esta entrada »

Toneles unos más fútiles que otros…

Posted on Actualizado enn

Laura Benetti

Presentación del Libro “Cajas” de Mario Montalbetti en La Alianza Francesa de Miraflores

La futilidad aclara Lacan  es la vía de tapar los agujeros, pero lo que se produce, la fuga es lo que anota del agujero su lógica;  sus efectos sin embargo son incalculables, no se calcula pero se trabaja para el goce

Se sabe que de Babel resta la operación  que usurpó de un solo golpe, la esperanza de lo ilimitado, habitar en la lengua perfecta, acabada. Un límite ha sido operado, ese límite es la fuga, Lacan la llama en ese momento la discordia del lenguaje. Luego construyeron un barquito y se dedicaron a  copular.

Lacan propone que la ley de la conversación es la interrupción. No crean que se refiere a la falta de gusto, o, al desentendimiento de las leyes de la cortesía. Se interrumpe porque hay en el sentido un efecto de fuga, algo se puede encarnar en la articulación entre lo Imaginario y lo simbólico, pero  no todo. Lo real interviene, interrumpiendo al sentido. Cada vez que ello ocurre  se hace la experiencia de que el colmo del sentido es el enigma.

Venga para conversar propone Lezama  al corrillo de interlocutores que  pueblan su vida. Venga para conversar es la invitación que cursamos a Mario Montalbetti y que Mario gentilmente acepta.

Leer el resto de esta entrada »