Sin categoría

Cinco apuntes sobre una crisis política

Posted on

Por Renzo Pita

1.- Cuando el presidente Kuczynski fue acusado de faltar a la ley debido a presuntos negocios que su empresa, Westfield Capital, habría realizado con la constructora Odebrecht mientras fue ministro de Alejandro Toledo, concedió una entrevista televisada a periodistas de los medios de comunicación más importantes del país. En ella se defendió esgrimiendo el argumento de haber perdido contacto alguno con Westfield. Arguyó enfáticamente que se desentendió de cualquier tipo de trabajo que lo vinculase, dejando en el cargo, curiosamente, a una persona muy cercana a él. Lo central de la entrevista ocurre cuando en un momento uno de los periodistas le increpa: “pero usted recibió beneficios económicos de esa gestión”. Subrayándole así el quid del asunto, es decir, que su ligazón monetaria nunca se rompió. A lo que Kuczynski responde con un repetitivo: “pero yo no sabía nada”. Ante la insistencia del periodista para que Kuczynski responda si recibió o no alguna ganancia de la cuestionada gestión éste responde: “si yo tengo una empresa, es normal que yo reciba un dividendo”.

En esta simple respuesta vemos aparecer una clásica denegación freudiana. Me refiero a esa forma discursiva en la que se niega y se acepta algo al mismo tiempo, y que estructura, en esta entrevista, todas las respuestas del presidente. Se la puede ver más claramente si articulamos lo dicho por él de la siguiente manera: “sé bien que no se pueden hacer tratos de ese tipo, justamente por eso me desvinculé totalmente de la empresa, que haya ganado dinero de las negociaciones que en ella se realizaron no tiene nada que ver”.

2.- La asunción de un discurso cínico de parte del presidente Kuczynski durante su trayectoria política es algo fácilmente constatable. El cinismo es aquella posición subjetiva donde se niega la existencia del Otro. Consiste más precisamente en un sujeto que se divide entre la descreencia al Otro y la búsqueda de la satisfacción del propio goce. Sin embargo, es posible que se diga –y no sin fundamento- que todo político hoy en día está más o menos destinado a asumir una posición subjetiva cínica, priorizando un interés propio y soslayando cualquier tipo de orden ético, moral o institucional. Lo que haría del presidente Kuczynski en ese caso uno más entre tantos.

Para ser más un poco más específicos sobre del presidente tal vez habría que decir que más que a un sujeto cínico puede servirnos para ejemplificar al sujeto neoliberal. La subjetividad neoliberal podríamos caracterizarla sumándole un movimiento más a la operación cínica. Me explico: el sujeto neoliberal es también un cínico que no cree en el Otro, salvo en el Otro del mercado. He ahí la diferencia.

El sujeto neoliberal habla del orden del mercado como si se tratase de una causa elevada, de un Otro simbólico que permite el progreso colectivo y la vida en comunidad, pero busca en realidad colmar un imperativo de goce que se basa en el consumo y en el éxito individualista definido en los términos de la cultura del capital. Cuando Kuczynski manifiesta no tener nada de malo ganar unos dividendos en las condiciones estrictas que pone el mercado, rechazando cualquier tipo de orden moral, ético o incluso jurídico, está encarnando este tipo de subjetividad. Suele hacerlo con mucha frecuencia en realidad. Ya en el año 2011 cuando conminaba a los ciudadanos a votar por el partido fujimorista -de sonados antecedentes antidemocráticos y delincuenciales- con tal de no perturbar el orden empresarial revelaba ese perfil.

3.- El gobierno utilizó mucho el término de reconciliación luego del indulto a Alberto Fujimori. Una reconciliación tal vez podamos definirla, sin ánimo de exhaustividad, como el surgimiento de un nuevo pacto simbólico entre dos partes. Sin embargo, todo parece indicar que detrás de este nuevo pacto que se dice buscar ha habido otro pacto. Todo parece decir que detrás de la escena que se nos muestra existe Otra escena más interesante aún. De ser así –y hay sobrados motivos para creerlo- tendríamos al gobierno funcionando como un sujeto dividido entre dos escenas. Por un lado, el sujeto invocando la reconciliación: un valor moral noble y elevado. Por otro, gozando de una negociación que lo beneficia particularmente y resguarda su debilitado poder.

Vemos aquí representado el acto del canalla, un sujeto que no cree en el Otro, pero que finge creer en él para avanzar en sus propios intereses. La apelación fingida al Otro de la reconciliación, para solapar un beneficio particular nos revela la estructura detrás del acto del gobierno.

4.- La indignación hizo su aparición. Los ciudadanos salieron a las calles a protestar. A muchos no les importó que nos encontráramos en las vísperas de navidad e igual salieron. Días después diversos colectivos organizaron una marcha y luego de ella organizaron otras y seguirán haciéndolo. La indignación es un afecto que, como su nombre lo dice, tiene que ver con la dignidad. La ciudadanía había sido burlada, se nos había tomado por tontos, nos habían dado gato por libre. Tal vez la indignación es el único componente común de esa gran masa que es el antifujimorismo y que en principio no parece tener un centro.

Se trata de una defensa de la dignidad, sin duda, pero cómo se llevará a cabo. Gerardo Arenas en su artículo “Cólera, indignación y goce del encastre”[1] señala que la indignación puede llevar a actos muy éticos y creativos pero también a la cólera, la segregación, la violencia, la venganza. Es en este punto donde uno encuentra que la masa antifujimorista es excesivamente heterogénea. Uno puede ver desfilar grupos que toman una posición segregativa, clasista y hasta racista, tomando a los fujimoristas como seres inferiores, amantes de la ignorancia y la incultura. Se puede ver también ciudadanos que invocan a un Otro simbólico (institucionalidad, democracia, etc.). Y se puede ver además la invocación de una nueva mano dura, de una ley de hierro, para que de su merecido a la clase política e invierta de cuajo la pirámide social.

5.- El psicoanálisis puede revelar la estructura libidinal de las masas y del orden social en general. Con ello puede prevenir falsas salidas, falsos escapes que hacen creer a los seres hablantes que se han liberado de sus cadenas. Podemos contribuir a ubicar los reales síntomas sociales y a desmentir las falsas dicotomías, sin olvidar que nuestra lucha es por la de un sujeto de palabra. En definitiva, hacer prevalecer la lógica del no-todo en contraposición al goce de lo Uno.

[1] Arenas, Gerardo. Cólera, Indignación y goce del encastre. Dirección: http://sedici.unlp.edu.ar/bitstream/handle/10915/46006/Documento_completo.pdf?sequence=1

Anuncios

Un acercamiento psicoanalítico a la política nacional

Posted on Actualizado enn

Por Elida Ganoza

Quiero en esta noche, primero centrar el tema del poder y su relación con la corrupción en un estado democrático como es el Perú y luego plantearles algunas ideas que nos pueden servir para poder abordar los acontecimientos políticos nacionales en la conversación que tendremos.

¿El ejercicio del poder en nuestro país lleva a la corrupción a los gobernantes? Es una interrogante que me surgió pensando cómo abordar el tema de la invitación del directorio.

El colapso de los partidos en los 90, la caída del autoritarismo corrupto del fujimorismo en el 2000 y el fracaso de la “democracia sin partidos” han generado una debilidad institucional, falta de propuestas políticas, desconfianza estructural hacia los gobernantes, los políticos y la consecuente pérdida de la credibilidad, siendo testigos de cómo la corrupción tomó el poder y se convirtió en un sistema.

A estos acontecimientos se suma el mayor caso de corrupción en la historia de Brasil y de Latinoamérica que involucra a nuestros gobernantes, y que estalló en enero de 2017. El caso Lava Jato, ha removido los cimientos de la democracia y de la gobernabilidad en el Perú.

¿Es recién en la década de los 90, que se manifiesta la corrupción?

La corrupción desde siempre ha estado presente, volviéndose una constante que se ha expandido por toda la clase política y en los sucesivos gobiernos. La corrupción, ahora la tenemos más visible debido a la globalización y al alcance de los medios de comunicación por los avances de la tecnología. Este fenómeno es de naturaleza trasnacional.

¿Podemos plantear que vivimos en una cultura de la corrupción caracterizada por hábitos, forma de pensar y renuencia a cumplir las leyes? ¿El pueblo ve con sentimientos ambivalentes a los políticos: por un lado rechaza, critica y no está de acuerdo con el delito, pero por otro desea lo logrado por estos? ¿Los ciudadanos se identifican e incluso estarían listos a formar parte o ser cómplices? Piensan que si el otro lo hace, y se beneficia aprovechándose de otros ¿por qué ellos no?

Sí, respondemos si, entonces, la corrupción envuelve a una considerable mayoría. El estilo de vida estaría sujeto por métodos ilícitos considerados naturales. Se festeja el ingenio para burlar la ley. Se prefiere el camino corto e indebido. Hay una parte de la sociedad que no le interesa que los actos de corrupción continúen a condición de que los dictadores les confieran favores y privilegios. Ante esta situación, me pregunto:

¿Qué puede aportar el discurso analítico a la política?

Para el psicoanálisis el estatuto de la política va de la mano de la ética. Los políticos podrían dejarse orientar por esta confluencia necesaria entre política y ética. Sin embargo, hay una distinción entre ambas, la ética concierne a un sujeto y la política es del orden de lo colectivo, es del orden del para todos, nos aclara Miller en su curso Los divinos detalles.[i]

Ahora, tendríamos que preguntarnos ¿cómo se pasa del uno a lo colectivo, al conjunto? Freud dio una solución, la identificación, que asegura la serie de producción de los egos   iguales, esta sería la dimensión horizontal, pero también planteó la vertical relativa al Otro, que es el Ideal del Yo. ¿Y qué va a ese lugar? Lacan plantea que es un rasgo significante, simbólico, S1, que como denominador común precipita la identificación para que una multitud de egos se vuelvan comunes. Pero ¿esto es suficiente? Es una solución por la vía del padre.

Hay problemas con esta solución que Miller aclara: no todos hablamos la misma lengua, y esto se evidencia en la política, no todos siguen las consignas del partido, cada uno habla a partir de tener un cuerpo, el suyo, con sus y con su goce singular que nos lleva a la pregunta sobre ¿cómo el goce pasa al Otro y se establece un lazo social?[ii]

¿Se trata de sacrificar el goce?

El inconsciente es la política[iii], decía Lacan, para referirse al peso que toma esa dimensión que nos habita y que nos empuja a ir contra nosotros mismos, es nuestro lado oscuro, la respuesta desesperada en estos tiempos de incertidumbre no se duda en llamar al más feroz y obsceno de los guardianes, al superyó para que regule nuestro propio desorden y de esta manera, calmar la angustia. En el mismo lugar donde se enuncia el deber, se acumula goce. Hay renuncia a las pulsiones pero el goce no está perdido para todo el mundo y se acumula en el sitio mismo donde se requiere su sacrificio. Cuanto más severo fue el deber, más hallamos lo que se llama corrupción.[iv]

La corrupción en el nuevo orden del capitalismo no es una anomalía, es un hecho estructural del cual la clase política es el síntoma de esa estructura[v], afirma Jorge Alemán. La democracia, vaciada de contenido que impulsan los partidos se basa en el neoliberalismo, cuyo fin es someter a los sujetos y anular su singularidad. Su cara mortífera es la incidencia que sobre la subjetividad ejerce apuntando al corazón del sujeto para conseguir un sometimiento voluntario al discurso del amo y se autoriza para imponerse bajo el manto de la democracia, esa es la cuestión más seria. Por lo que capturada por esta ideología, la democracia se transforma en un semblante al servicio de las grandes corporaciones financieras, políticas y mediáticas.[vi]

La corrupción, el desgobierno y la degradación de la ley no son responsabilidades de la democracia, sino de aquellos que la enarbolan. El malestar en la democracia es la perversión de sus agentes políticos en la era del Otro que no existe. Y a esta perversión generalizada[vii], se añade la propia condición de goce de los sujetos implicados.

Marie-Hélène Brousse, en Democracias sin padre[viii], toma la frase de Lacan, el inconsciente es la política, para explicar que esta formulación no lleva al padre, sino al discurso del Otro tachado y a la cuestión de la verdad que es no toda, dividida e incompleta. En el campo político no se juega la verdad como adecuación, sino la interpretación ideológica de los hechos, la ideología es puro sentido. El abrirnos a la dimensión de la verdad como variable, nos permitirá pasar de una verdad a otra y no quedarnos con una verdad única que impediría el diálogo con otros.

 

Si queremos leer los acontecimientos políticos ubicándonos en el campo psicoanalítico tenemos que orientarnos por el síntoma, es nuestra brújula, encontrar el dato especial de un todo, se trata de un rasgo. Si seguimos este camino, en primer lugar debemos precisar síntomas, reconocerlos, recortarlos y es como se pueden leer las fragilidades de la democracia y del sistema republicano,[ix] nos recomienda Jorge Chamorro.

Miquel Bassols, propone una democracia analítica[x], que respete lo más singular de cada sujeto. Donde cada ciudadano sostenga su opinión, la argumente, la proponga a otro como interlocutor válido, lo que conllevará a poder desmarcarse de la homogeneización del para todos, que es uno de los ejes principales del malestar de la civilización.

 

 

[i] Miller, J-A., Los divinos detalles, Paidós, Buenos Aires, 2010, p. 208.

[ii] Ibid., p. 216.

[iii] Lacan, J., Seminario XIV, “La lógica del fantasma”, clase 10 de mayo 1967, inédito: “Incluso no digo ‘la política es el inconsciente’, sino nada menos que ‘el inconsciente es la política’”.

[iv] Miller, J-A., Los divinos detalles, op cit., p. 225.

[v] Alemán, J., http://www.diarioinformacion.com/alicante/2013/01/25/corrupcion-politica-anomalia-estructural-sistema/1337090.html.

[vi] Caretti, J., Política y psicoanálisis: la red ZADIG. En Blog Zadig-España.

[vii] Rivas, E., “El Malestar en la Democracia”. En Blog Zadig-España.

[viii] Brousse, M.E., Democracias sin padre. En Blog Zadig-España

[ix] Chamorro, J., Pauperización del lenguaje y lógica de las piedras, bombas, injurias y difamación. En Movida Zadig.

[x] Bassols, M., Campo Freudiano, Año Cero, en la ELP. Alocución realizada en la Asamblea General Ordinaria de la Escuela Lacaniana de Psicoanálisis (ELP) celebrada en Madrid el día 10 de noviembre de 2017.

 

Jornada Clínica de la NEL-Lima

Posted on Actualizado enn

La Nueva Escuela Lacaniana – NEL Lima, tiene el agrado de invitarlo a participar en la Jornada Clínica que se llevará a cabo los días 18 y 19 de noviembre del presente año.
Vamos a tener como invitado a Fabían Naspartek, miembro de la Asociación Mundial de psicoanálisis y de la Escuela de la Orientación Lacaniana y ex AE por la Escuela Una.
Fabián, tendrá la responsabilidad de dictar un seminario que lleva por título “El coraje del loco”, además de comentar 6 casos clínicos que serán presentados por miembros de la NEL Lima.
 
Como figura en el afiche que  acompaña la presente invitación el costo es de 200 soles y es indispensable inscribirse con la debida anticipación pues el auditorio del hotel solamente tiene capacidad para 45 personas. Dicha inscripción la debe realizar enviando un correo de aceptación a las siguientes direcciones electrónicas: NEL-Lima@nel-lima.org y fernandogomezsmith@gmail.com
 
Cordialmente 
 
Directorio NEL Lima

El Seminario de la NEL, 1 sesión

Posted on

8135179f-7006-4e4f-bd11-42d58e300de6

 

11 DE MARZO

Hora: 10:00 a.m. (Colombia)

TRANSMISIÓN VÍA WEBEX

10:00 a.m. Sobre la formación del analista
Miquel Bassols
11:00 a.m. La práctica y el control
Éric Laurent

Están todos invitados

Seminario Internacional-Psicoanálisis con niños

Posted on Actualizado enn

nellima
En este Seminario Internacional la psicoanalista argentina Beatriz Udenio desarrollará :
– La transferencia, como concepto fundamental del psicoanálisis, que es también el pivote esencial por el que orientamos la clave de una cura psicoanalítica con un niño/a.
La perspectiva de hasta dónde llega el alcance de lo que esa relación posibilita, define el aspecto terapéutico que el psicoanálisis puede tener, y lo distingue de otros abordajes. Trazaremos los soportes de dicha concepción y su diferencia con aquellos otros.
– Tratará la evaluación y medicación en niños.

Jueves 24 y viernes 25 de noviembre
Horario los dos días: 7:00 – 10:00pm
Aula 201 Centro Cultural y Científico Universidad Peruana Cayetano Heredia
Av. Armendáriz 445, Miraflores
Mayor información: nel-lima@nel-lima.org
Teléfono:2432831

Reseña de la presentación del trabajo “El caso único en la medicina: El caso Shirley, la violencia en la institución médica”

Posted on

Grupo de trabajo sobre el eje de violencias de la NEL Lima[1]

image.png

Como parte de las conversaciones previas a las IX Jornadas de la NEL a desarrollarse en Guayaquil, el Grupo de trabajo sobre el eje de violencias de la NEL Lima presentó el trabajo “El caso único en la medicina: El caso Shirley, la violencia en la institución médica”. Elaborado de manera polifónica, la brújula que orientó el trabajo fue la lectura y puntuación de un acontecimiento que, desde sus consecuencias, agujerea el saber médico.

Una primera pregunta direccionó la presentación, ¿qué lugar ocupa lo singular dentro del tipo de tratamiento que en la actualidad ofrece la medicina? Pautado por el seguimiento de protocolos y medidas estandarizadas, la medicina, desde un movimiento moebiano, no da cabida al detalle del caso clínico ni a la posibilidad de formularse una pregunta dirigida al gremio médico que opere como pivote que conduzca su propia formación. Dejando de lado la complejidad inherente, y por ende la singularidad del caso, la respuesta del gremio médico a la intervención practicada a Shirley precisó que se había actuado siguiendo todo lo que los manuales y hospitales de atención pública especializada indicaban hacer en casos similares.

Esta desatención del caso por caso condujo a una segunda pregunta, ¿cómo leer las consecuencias que se desprenden de la intervención quirúrgica a la que Shirley fue sometida y por la cual perdió sus extremidades? A modo de respuesta, el Grupo de trabajo resaltó un primer elemento centrado en la violencia ejercida contra ella, y contra otros pacientes, por parte de la estandarización de la atención médica, operación que se funda en la burocratización de una lógica biopolítica de intervención. Ignorar la singularidad del cuerpo de cada paciente, y del un Real en juego, muestra el ejercicio de una violencia sustentada en un saber ofrecido para “todos por igual” en tanto sujetos de derecho. Parafraseando a Laurent, se precisó que todas las formas de burocracia se fundan, de una u otra manera, en el saber. De este modo, desde que éste sustenta determinado lazo social, se tiene en realidad un saber supuesto; es decir, nadie está forzado a saber verdaderamente.

Leer el resto de esta entrada »

Comentarios sobre “El Relieve de la voz” de Araceli Fuentes

Posted on

Por Cecilia Izquierdo Ortega

araceli fuentes.jpg

El texto o testimonio de Araceli Fuentes se presenta en la sesión titulada “Restos sintomáticos “del 17 de enero del 2013, del espacio veladas del pase, enmarcado en la actividad Conversación sobre el pase, en la Sede de Barcelona de la comunidad de Cataluña de la ELP.

En el testimonio de esta AE encontramos algo que se presenta con frecuencia en otros testimonios, la pregunta por y el encuentro con el sinthome, desarrollo ligado al último tramo del análisis. Entonces, testimonio y sinthome se encuentran en íntima relación en donde no solo se transmite el final de un análisis, puntos decisivos en la historia del sujeto, los momentos cruciales del análisis, la transferencia, entre otros, sino que también como el trayecto que permite decir algo sobre lo real o nombrar un trozo de ello, de lo real, de lo incurable y del modo con el que se sostiene con él en la vida.

Araceli Fuentes desarrolla en el testimonio como se produce su sinthome y como aparecen los restos sinthomaticos, pensando en el sinthome como lo más singular y como un goce opaco, sin nombre, que se encuentra fuera del Otro y del sentido. Como en la cita que toma de Jacques Alain Miller sobre la invitación de Lacan en el seminario El sinthome, en donde dice: hay que dejar un relieve, un relieve siempre queda en la medida en que cada uno es sin parecido, y que su diferencia reside en la opacidad que siempre permanece.

Leer el resto de esta entrada »

“Un cuerpo dos escrituras” de Araceli Fuentes

Posted on Actualizado enn

1468606957827526201264.jpg

Comentarios de Darío Calderón

El trabajo presentado es un resumen ordenado de uno de los testimonios más extensos que encontré de Araceli Fuentes “Un cuerpo dos escrituras” disponible en internet, leído a la luz de otro de sus testimonios –bastante más específico- “El fenómeno psicosomático, entre la medicina y el psicoanálisis”. En coordinación con mi compañera Cecilia Izquierdo, yo centraré mi trabajo en lo referente a la mirada y la escritura, dejando en sus manos el desarrollo de lo respectivo al sinthome.

Araceli inicia su testimonio señalando algo respecto a la palabra y la escritura en psicoanálisis:

En psicoanálisis la palabra y la escritura no están separadas ya que el goce que se escribe en el cuerpo como síntoma, fue primero palabra dicha, y lo que puede dejar de no escribirse, y escribirse contingentemente, se escribe sirviéndose de la palabra. La palabra verídica bajo transferencia se deposita, tiene efectos de escritura. Desde este punto de vista la experiencia de un análisis no es sólo una exploración de lo que ya está escrito y se repite, sino también una exploración de lo nuevo que se puede llegar a escribir.”

Leer el resto de esta entrada »