Hacia las VIII Jornadas de LA NEL – conversatorio “Violencia contra las mujeres”

Posted on

flyer

En cuanto a la violencia de género, la violación durante el s. XX no fue considerada por mucho tiempo como un crimen como tal sino como un hecho de biología. Este es el peligro de considerar solo un horizonte darwiniano. Hoy es por excelencia la marca de una nueva manera de vivir la relación entre los sexos, lo que antes era considerado como un “hecho biológico”, no puede negarse hoy que responde al intento de sacar a las mujeres del espacio público.

La pulsión de muerte no es la misma siempre. Cada época la vive de manera distinta. La repetición incluye lo nuevo.

Eric Laurent

La violencia contra las mujeres , forma emblemática  de segregación,  ha tomado a lo largo de los siglos,  diferentes rostros y diferentes modalidades para expresarse. Anexamos el significante “ laberinto” en los golpes, para intentar perdernos  y ofrecer diferentes recorridos sobre  el tema a trabajar.

Los protocolos de la inquisición , los métodos usados en los empleos  exorcistas, los trastornos expuestos en  los DSM contemporáneos,  admiten una lectura entrelíneas donde conocer  la forma que” el horror” toma en cada época; y  los modos de contención   que se esfuerzan por domesticar  aquello que Lacan llamó lo ilimitado del goce femenino. Sin lugar a dudas , todos ellos tienen en común el cometido de encontrar una medida ,proporcionar una morada  para el goce  suplementario.

Son ellos, intentos variados  que no dejan  de aparecer en concurrencia y concubinato con la crueldad y la ferocidad que el sinsentido arranca de los cuerpos sociales , políticos,  médicos y particulares.

Algunos de los testimonios recogidos en las actas de la inquisición nos hacen saber que,  alguna de ellas , tuvieron la oportunidad de intentar plasmar  lo desconocido  de la propia violencia en la unión  fraguada con un dios del amor. Todo un repertorio donde  catar las voces de lo que no puede atraparse. Pero no había amor en las cortes virreinales , no había amor en los confesores . La escena del horror se imponía sobre cualquier forma fallida para acotar lo ilimitado. No había  amor para ese particular fracaso. Yacen en una camilla de disección , y ofrecen una mirada de carátula.

Hubo que esperar la subversión lacaniana para  contar  con un instrumento que,  incluyendo el amor,   permita situar ese goce segregado en cada uno.

La demonización  del imaginario viril y la victimización del femenino por parte de los poderes establecidos no parece dar buenos resultados y hay más de una razón para pensar que su efecto es más bien el agravamiento del problema, propone Marcelo Barros en su blog.

Nos disponemos a conversar sobre estos temas , en el marco preparatorio de nuestras jornadas de Octubre.

Tenemos preguntas que surgen del impasse de la práctica , interrogantes que apreciamos en su interdicción fundamental.

No olvidamos contemplar la propia violencia para acompasar , aquello que advertido,  puede ofrecer un lugar para el intercambio.

Los esperamos, vuestra presencia es bienvenida y también requerida en la invitación que les cursamos.

Laura Benetti

Coordinadora Biblioteca de La NEL-Lima.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s